Cañon de Torotoro
Cañon de Torotoro
Cañon de Torotoro

El Cañon de Torotoro se constituye en un hermoso paisaje natural, cuenta con un mirador desde donde se aprecian las diferentes capas tectónicas dibujadas en el perfil de las paredes que encierran el cañón.

Las placas tectónicas abarcan desde el periodo ordovícico, silúrico, devónico, carbonífero y pérmico.

El Cañón de Torotoro tiene una profundidad de 300 metros y es uno de los más visitados. Se ha previsto habilitar un puente colgante, a fin de que los turistas puedan pasar al otro lado y de esta manera también ir a conocer el Cañón Laguna ubicado a escasos kilómetros al noroeste.

En las paredes del cañón se encuentran nidos de las Parabas de Frente Roja (ara rubrogenys), ave endémica del área que se encuentra en peligro de extinción. Esta exótica ave se caracteriza por ser monógama, aun si su pareja muriese ella permanece sola hasta el fin de sus días.

Desde aquí, siguiendo el cañón decreciente hacia la izquierda, se llega a un tramo de 800 escalones que conducen a la cascada “El Vergel” (también llamado Huacasenq'a, que significa 'nariz de vaca' en quechua), que siempre tiene agua y está lleno de incongruentes musgos, enredaderas y otra vegetación tropical.

El cañón de Torotoro no es el único que existe en la zona, existen otros aún más grandes y más profundos como la Laguna y el Garrapatal, solo por citar un par de los muchos que se abren en medio de las formaciones sinclinales de la región.

Accesibilidad

El camino al cañón Torotoro es muy sencillo y cuenta con un mirador que tiene un puente colgante que permite apreciar desde las alturas la espectacular vista del cañadón. Este nace de un desvió del cañón del Vergel.

El Cañón se encuentra a unos 3 km de la población de Torotoro. Se puede llegar en transporte turístico o vehículo propio hasta el estacionamiento del puesto de control del área protegida.

Recomendamos visitar los alrededores del Cañón de Torotoro, existen formaciones rocosas interesantes, tales como el teatro natural y los puentes pétreos.

El Recorrido no requiere un esfuerzo físico significativo, pero es importante llevar zapatos cómodos.